martes, 7 de mayo de 2013

Atlas o costalero

A raíz de la publicación de la última EPA (con horribles datos un desempleo que supera de largo los 6 millones de parados) surgen, claro, los debates sobre la insostenibilidad del sistema, del bienestar en general y de las pensiones en particular. Me pareció interesante este artículo del Blog Salmón con el sugerente título de ¿Quién soporta el peso de este país?

Dice que, en resumen, ahora hay unos pocos más de 16 millones de españoles que tienen que mantener a los 47 de habitantes. De los que curran, 3 millones son autónomos, otros 3 trabajan para el Estado, y 10 son trabajadores por cuenta ajena, los asalariados, los que no son emprendedores. Esto es relevante porque "emprendedor" se ha convertido en la palabra mágica de nuestros tiempo, a quien se dirigen todos los esfuerzos del gobierno. El autoempleo, la glorificación de las PYMES, que se promueva la "cultura emprendedora" en los colegios, son objetivos declarados del PP. Y no sólo de ellos.



Resulta muy relevante completar esos datos con este otro estudio sobre el mercado negro en España. El artículo asegura que se ha rebajado hasta el 19% del PIB (estudios anteriores llegaron a subirlo hasta más del 20% casi la cuarta parte del producto interior bruto se va por las alcantarillas del fraude). Es preciso repetirlo porque desmonta muchos falsos eslóganes de esta crisis. Las pymes no son ninguna solución (España y Grecia son los países de Europa con más pymes, y no valen para nada, es mejor que hay empresas que crezcan y se hagan grandes, crean más empleo y más riqueza); igual que lo de "no se puede gastar más dinero del que se tiene" --estúpido mantra que reniega de la misma base del capitalismo, que es el crédito--, o el de "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" ¿quién?

La idea de Ayn Rand de que los empresarios son Atlas que sostienen el mundo sobre sus espaldas es falsa. Al menos en España, donde no hay atlas sino costaleros. Todo un grupo de pringaos (más de 10 millones) que están sosteniendo con mucho esfuerzo una ídolo de madera que defrauda de forma sistemática. Al paso que ellos marcan. 

2 comentarios:

Luis dijo...

Creo que cada uno debe preguntarse ¿qué empresa he creado?.

No puede ser que una gran masa de gente esté esperando que le pongan una herramienta en la mano, le digan que hay que hacer y a fin de mes a cobrar. El discurrir como hacer las cosas y arriesgar para otros, para el que le contrata.

Lo que es cierto es que en España hay demasidas Pymes, mucho más que la media de la zona Euro. (Muchos son bares o peluquerías de damas).

Anónimo dijo...

A veces, me pregunto, ¿crisis? ¿qué crisis?
En las últimas décadas España aumentó su población hasta los 47 millones. Trabajan ambos sexos. Sólo hay 6 millones de parad@s. El problema es que la pobreza se concentra en las mismas familias, no sé si porque, como decía la canción: "Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana".
Solo trabajan 16 millones, no entiendo de economía, pero, ¿qué beneficios obtiene el país y cómo se reparten? Puede que compense que esos millones ocupen ciertos trabajos.
Sobre lo de vivir por encima de nuestras posibilidades, el refrán nos recuerda:"Donde quitan y no ponen, descomponen". Pero creo que el problema fue la sobrevaloración de los bienes y las consiguientes actividades de rapiña por el exterior.
Aparte de la gente que se queda en la calle con deudas de por vida y sin trabajo, o trabaja con contratos basura y sin derechos, a merced de algún explotador o explotadora, y sin colchón estatal (el paro no dura más de dos años) no creo que nos vaya tan mal,visto en conjunto y comparándolo con la Espana anterior. El problema viene de los bancos y la fuga de capital, principalmente, y de un capitalismo que depende del crédito para crecer y crecer sin medida, tragando pequeñas empresas y lo que pille.